Los plásticos en el Mediterráneo: una realidad que amenaza la economía europea.

Todos somos responsables de este problema, pero también somos responsables de cambiarlo. Durante mucho tiempo, el problema de los plásticos que sufre el Mediterráneo ha sido anunciado y, aunque Greenpeace ha advertido sobre ello, el estado del océano no mejora. Al contrario: sólo empeora. Cambiemos esto juntos!

ESTADO DEL MEDITERRÁNEO
Las cifras estiman que el 95% de los residuos que habitan el Mediterráneo son plásticos. Esto afecta a 134 especies marinas, incluyendo peces como el atún, que terminamos llevándonos a la boca, lo que lo convierte en un círculo vicioso. Los plásticos son desechados en el Mediterráneo, las especies los ingieren y los almacenan en sus estómagos, los pescamos y los comemos. Así es como la "vendetta" del planeta funciona hacia nuestras acciones equivocadas.

Pensamos que son figuras que no nos afectan, que son de países lejanos y esto... no tiene nada que ver con la realidad: España es el segundo país que más desechos plásticos desecha en el Mediterráneo. Cada año, estos residuos se incrementan en un 40% procedentes de los turistas, lo que les afectará precisamente cuando no puedan aprovechar las playas por la cantidad de basura y plástico que habrá. Por lo tanto, afectará al turismo en la costa mediterránea de España y a su economía.


¿Realmente vale la pena?

Así que, más que nunca, tienes que ser consciente. Tan fácil como: generar menos residuos y la mayoría de ellos son fácilmente reciclables o compostables. Es una forma más saludable de generar residuos y de tratar al planeta más amablemente.

CÓMO LLEGAMOS A ESTO
"Un promedio de 8 millones de toneladas de plástico entran en los mares cada año en todo el mundo, lo que representa el 80% de la contaminación marina", dice Greenpeace.

Vídeo


El reciclaje siempre es beneficioso, no hay duda de ello, pero debemos recordar que también debemos tener en cuenta las otras dos "R": reducir y reutilizar. Hablemos de reducir. Creo que es esencial que, en primer lugar, reduzcamos nuestros residuos tanto como podamos, porque tendremos menos que reciclar y reutilizar. Piensa en el plástico. Muchas veces no se recicla ni siquiera depositándolo en el contenedor amarillo, por lo que es importante reducirlo y reutilizarlo antes de tener que deshacerse de él.

Muchos de los plásticos no vienen solos, sino que vienen con cartón, como el ejemplo de los ladrillos de leche o los "sacos" de la barra de pan, hechos de papel y plástico. Son difíciles de separar. Esto y el costo de reciclar bien significa que la mayoría no recicla.

Las cifras nos dicen que el 9% del plástico generado en todo el mundo ha sido reciclado, el 12% ha sido incinerado y el 79% ha terminado en los vertederos o en el medio ambiente. Son cifras muy feas de digerir. Por eso es tan importante reducir el consumo de plásticos, para ahorrarnos a todos este proceso de "reciclaje". Si a esto le sumamos que muchos plásticos que terminan en el Mediterráneo provienen de vertederos, alcantarillas, corrientes de viento, playas y algún que otro lugar, ¿qué nos queda? Exactamente. Muchas toneladas al año en nuestros océanos.

El Mediterráneo amenaza con ser otra fuente importante de contaminación plástica. ¿Te das cuenta de lo cerca que lo tenemos? Como ya te he dicho, actualmente somos, después de Turquía, los que más residuos plásticos tiramos a este océano.

Cuando estos plásticos llegan al mar tardan décadas en degradarse e incluso cientos de años, como el sedal, las botellas, los cubiertos desechables o los mecheros. Pasan todos esos años flotando en el océano, terminando finalmente en sus playas. En la costa española ya hay un 72% de plásticos. ¿Realmente queremos esto? Ya es bien sabido que una gran parte de nuestra población costera se alimenta del turismo. Todos lo sabemos. ¿Por qué jugamos contra nosotros? Llegará el día en que nuestras playas contengan más plástico que los extranjeros tomando el sol.


TIPOS DE PLÁSTICOS EN LOS OCÉANOS
Según Greenpeace, los plásticos más abundantes son: el polietileno (PE) (p. ej.: bolsas de plástico, láminas y películas de plástico, contenedores (incluidas botellas), microesferas cosméticas y productos abrasivos); el poliéster (PET) (p. ej.: botellas, contenedores, ropa, películas de rayos X, etc.); el polipropileno (PP) (p. ej.: electrodomésticos, muebles de jardín, componentes de vehículos, etc.); y el cloruro de polivinilo (PVC) (p. ej.: tuberías y accesorios, válvulas, ventanas, etc.).
¿Qué tipos de plásticos existen?
Por un lado, tenemos los macroplásticos, es decir, los plásticos de más de 5 mm. Por otro lado, microplásticos, que son menos de 5 mm.

Los macroplásticos ahogan nuestra fauna marina, en el caso de las bolsas de plástico o el plástico que sostiene nuestras latas. Los microplásticos intoxican a nuestros peces desde el interior, que sin querer se los comen, ya que están flotando en el océano. Estos microplásticos permanecen en las tripas, incluso después de pasar por el mercado de pescado. ¿Se da cuenta del problema?

En realidad, digámoslo así, ¿qué hará ahora? ¿Seguirá usando el plástico como antes?

Spanish